Cuando la pasión consumió al Parque Asturias (segunda parte)

1 rep

Foto: Cortesía

Por: Roberto Aguillón Serna

La llama de la desgracia

Aunque la mayoría de los aficionados pensaban que la lesión de Horacio Casarín había sido la causante del incendio, esta solo fue un aliciente más para la consumación de este desastre.

Los periódicos de la época señalan que el siniestro se dio después del empate asturiano, el público que apoyaba al Necaxa se enfureció y empezó a prender montones de periódicos en las tribunas de madera, ante esta situación muchos espectadores de sombra trataron de advertir que aquello podía ser el inició de un gran incendio. A pesar de esto, las autoridades encargadas de la seguridad del inmueble hicieron caso omiso.

Los diarios de la época indicaban como principal responsable a Juan Durán Inspector oficial del Parque Asturias, describiéndolo como incompetente y desidioso. Durante el inicio de las llamaradas, Durán no se preocupó por poner en alerta y movilizar a los elementos policiacos que estaban bajo sus órdenes.

Minutos después de haber finalizado el encuentro; ya con las tribunas vacías, gracias al viento el fuego tomó un gran impulso expandiéndose por las tribunas de sol, alcanzando el reloj y el marcador, los cuales fueron devorados por las llamas.

De nada sirvió que llegaran los bomberos, ya que no había agua en las bombas y sólo pudieron aislar la parte que se estaba incendiando. Una hora después del inicio del percance los bomberos lograron sofocar las llamaradas en su totalidad. Según el rotativo El Nacional, fueron necesarias cuatro bombas de agua  y tres carros transportes, además de la colaboración de 40 bomberos de la Estación Central y 20 de la Estación Regina, todos ellos bajo las órdenes del Segundo Comandante José Saavedra. Desafortunadamente esa zona del estadio quedó convertida en escombros y pasó a ser, no más, que cenizas.

Al día siguiente en los periódicos se podía leer “Afortunadamente no hubo vidas humanas que lamentar, el cuerpo de bomberos y los propietarios del parque estimaron las pérdidas materiales entre los $50,000 y $70,000”. En una entrevista realizada por el periódico El Nacional, Higinio Carbajal Administrador del Centro Asturiano comentó que algunas secciones del inmueble estaban aseguradas y por la parte destruida el Centro Asturiano de México solo recibiría $15,000.

El mismo periódico asentó qué por el incendio del Parque Asturias, se encontraban detenidos Antonio Cobos, Jesús Romero Robles y Joel Altamirano, quienes negaron toda responsabilidad alegando que fueron detenidos por la policía cuando solo  estaban  presenciando el incendio.

 

3 rep

No Comments